top of page

Barcelona contra Airbnb: La eterna lucha del socialismo contra el libre mercado

Updated: Jun 27

Barcelona ha dado un golpe decisivo en su lucha contra los alquileres turísticos, apuntando directamente a plataformas como Airbnb.


En una medida que algunos ven como una confrontación ideológica entre socialismo y libre mercado, la ciudad ha decidido eliminar las licencias de 10,101 apartamentos de alquiler a corto plazo para noviembre de 2028.




Una Decisión Radical

El alcalde Jaume Collboni ha declarado que esta medida busca frenar el aumento de precios de la vivienda, que ha subido un 68% en alquileres y un 38% en compras durante la última década. La proliferación de alquileres turísticos ha desplazado a los residentes locales, haciendo que encontrar una vivienda asequible sea casi imposible, especialmente para los jóvenes.


La Gentrificación: Un Problema Global

El fenómeno no es exclusivo de Barcelona. Ciudades como Lisboa, Berlín y regiones como las Islas Canarias ya han implementado restricciones similares. Los gobernantes atribuyen este problema a la gentrificación y la preferencia por alquileres lucrativos y mencionan que estos fenómenos son los causantes de la expulsión de residentes locales en favor de turistas de corto y mediano plazo. Muchos legisladores están comenzando a adoptar medidas contra estos supuestos causantes pero, como todos sabemos, sólo son pretextos para realizar actos que difícilmente son encaminados a ayudar al bien común. (leer artículo sobre la falsa idea de gentrificación atribuída a Airbnb)




Reacciones Contrapuestas

Mientras que la ministra de Vivienda española, Isabel Rodríguez, apoya la medida como un paso hacia viviendas dignas y asequibles, la asociación de apartamentos turísticos de Barcelona, APARTUR, advierte sobre un posible aumento en la pobreza y el desempleo (como típicamente hacen los gobernantes en turno para evitar responsabilidades de su gestión). Además, temen un incremento en los alquileres turísticos ilegales, anque nunca hay una propuesta de reducir impuestos y de eficientar procesos gubernamentales que acompañe sus "soluciones"


Beneficios para los Hoteles

Los hoteles podrían ser los grandes beneficiados de esta medida. La prohibición de abrir nuevos hoteles en las zonas más populares, impuesta por el anterior gobierno de extrema izquierda, podría relajarse bajo la administración actual de Collboni y no es de extrañarse ya que como es bien sabido, las mafias hoteleras en todo el mundo han sabido aceitar muy bien la maquinaria gubernamental para recibir beneficios a lo largo de la historia. Por eso es que los gremios y las Asociaciones que ejerzan presión (demandas colectivas) o apoyos (dinero) siempre serán más escuchadas que algunos miles de propietarios mal organizados por una app de rentas.


Un Futuro Vigilado

El gobierno de Barcelona ha prometido mantener un régimen de inspección estricto para detectar y eliminar apartamentos turísticos ilegales, asegurando que los 10,101 apartamentos afectados se destinen a los residentes locales. ¿Dónde hemos leído algo similar? Claro! en la famosa novela titulada "1984" de George Orwell

Socialismo vs. Libre Mercado

La lucha entre socialismo y libre mercado se manifiesta claramente en esta decisión de Barcelona. El socialismo, representado por la administración de Collboni, busca proteger los derechos de los residentes locales y asegurar el acceso a viviendas asequibles, priorizando el bienestar social sobre las ganancias económicas, esa clásica cantaleta de los gobernantes que siempre hemos escuchado pero que después de siglos de aprendizaje sabemos que, tiene fondos e intereses muy distintos. En contraste, el libre mercado, simbolizado por plataformas como Airbnb, se centra en la maximización de beneficios y el libre albedrío, a menudo a costa de la accesibilidad y equidad en la vivienda, porque tampoco vamos a negar que existe un problema.

Este conflicto refleja una batalla más amplia entre dos ideologías. El socialismo enfatiza el control gubernamental para reducir las desigualdades, mientras que el libre mercado promueve la propiedad privada y la competencia como motores del desarrollo económico. La medida de Barcelona es un ejemplo tangible de cómo estas dos filosofías chocan en la práctica, con implicaciones significativas para el futuro de las ciudades turísticas y sus habitantes. Un claro ejemplo lo podemos ver en Nueva York, en donde al contrario de las expectativas del gobierno local, el efecto ha sido peor de lo esperado: Poca oferta hotelera a precios exagerados y una enorme disminución del turismo que afecta a sus habitantes locales. (leer artículo sobre el experimento de Nueva York)


Gracias a los cambios regulatorios en la gran manzana vemos que el flujo de turistas se mueve a las ciudades del estado de New Jersey próximas a la metrópoli. Para ser más precisos, Jersey City, Hoboken o Weehawken, en el condado de Hudson y que ofrecen un buen acceso al centro de Manhattan.



La eterna batalla

La decisión de Barcelona refleja en su forma más amplia la eterna lucha entre fuerzas económicas y sociales. ¿Será este el inicio de una nueva era para las ciudades turísticas? Solo el tiempo dirá si esta medida logra equilibrar la balanza entre la prosperidad económica y la equidad social, pero si me lo preguntas, la respuesta está en la historia: "Nunca en 4,000 años el control de precios y las restricciones del libre mercado han creado estabilidad y progreso". (Leer 4000 años de controles de precios y salarios de Robert L. Schuettinger y Eamonn F. Butler)




Libro que confirma lo que todo gobierno debe aprender: "Controlar precios o mercados es ir contra el pueblo"
Libro recomendado antes de legislar

Sólo quienes han aprendido a leer la historia e interpretarla de forma correcta podrán entender que la medida socialista que se aplicará en Barcelona sólo traera mercados negros, altos precios en tarifas de hospedaje, mafias hoteleras, baja en el turismo y declive de negocios que dependen del flujo de personas que ingeniosas soluciones como Airbnb han llevado al puerto maravilloso de Barcelona.

99 views0 comments

Comentarios


bottom of page